Ciclos de manifestación

Dios o como queramos llamarle, se manifiesta constantemente a través de ciclos de manifestación finitos y concretos en sí mismos. Parecería que su propósito fuera la creación constante e infinita en el tiempo de semillas que, a su vez, crecen, dando frutos que producirán nuevas semillas; y así indefinidamente. De forma que cada una de esas manifestaciones -de la semilla al fruto y de éste a la semilla- constituye un ciclo concreto. Ciclo que se ajusta a un programa cósmico que constituye lo que podríamos denominar "la escala cósmica de manifestaciones". Bien, pues en ese ciclo tienen lugar siete manifestaciones o dimensiones: a saber. la primera dimensión o dimensión mineral, la segunda o di